Preciosa casa de piedra que conserva el encanto y el carácter de los pequeños pueblos del Empordà.

Can Martí se encuentra ubicada en el vecindario de La Vall, entorno privilegiado del municipio de Capmany, pueblo vitivinícola por excelencia de la D.O. Empordà, muy bien comunicado y cerca de todas partes, Figueres a 15 minutos, La Jonquera y Le Perthús a 10 minutos o las playas y calas de la Costa Brava Norte a menos de media hora.

Can Martí es una preciosa casa de pueblo que está en manos de la familia desde hace más de 85 años. Su rehabilitación fue muy cuidadosa y detallista pensando siempre en el resultado final. Can Martí debía convertirse en una casa práctica y cómoda para ser habitada de forma permanente, dotándola de todo el confort necesario de hoy en día.

Con una excelente orientación a sur y a receso del viento del norte, recientemente ha sido reformado el patio interior al cual se le ha añadido un pequeña y deliciosa piscina en la que refrescarse los días de más calor, también se han instalado unas pérgolas de madera que cubren las terrazas, que disponen de un tejido técnico impermeable y con filtro solar, que permiten aprovechar mejor y hasta alargar los ratos en el exterior.

En el patio cerrado no pueden acceder vehículos, pero tenemos habilitado un espacio muy cercano donde se pueden aparcar dos coches.

En la planta baja y a nivel de calle, encontramos el patio interior con la piscina y el porche con el original techo abovedado de ladrillo manual. Entrando encontramos un cómodo espacio de cocina con superficie de trabajo para la barbacoa, un aseo y una amplia estancia polivalente con su también original techo abovedado de piedra vista, la cual se ha equipado como zona de estar y juegos.

Accedemos a la primera planta por un tramo de escaleras exteriores que nos conducen hasta la terraza, equipada con mobiliario exterior de madera donde tomar los ágapes o entretenerse contemplando el rural y bucólico entorno. Una vez en el interior, encontramos la sala de estar con chimenea de leña, zona de comedor y cocina abierta, baño con ducha, la despensa, y una habitación con cama doble de 135×190.

Unas escaleras interiores nos conducen hasta la segunda planta, donde encontramos a la derecha una habitación con cama doble de 135×190, un baño completo y a izquierda, la habitación principal con cama de matrimonio de 150×190 y que tiene salida a la otra terraza. Cabe destacar las grandes claraboyas con las que cuenta esta planta, instaladas muy convenientemente y que le aportan una luminosidad excelente.

La casa dispone de calefacción de gasóleo, de aire acondicionado y de Wi-Fi gratuita.

Can Martí tiene capacidad para 6 plazas y no dispone de camas supletorias o de sofás camas que dificulten el normal descanso de nuestros huéspedes.

Disponemos de cuna y trona para los más pequeños si se solicita previamente.

Admitimos una mascota como máximo por grupo y estancia.

Disponemos de bicicletas para pequeños y mayores sin coste añadido.

Disponemos de leña propia para la chimenea y barbacoa sin coste añadido.

Can Martí se alquila únicamente de forma integra a un sólo grupo.